Transición Ecológica aprueba declaración sobre impacto ambiental del proyecto hidroeléctrico Chira-Soria | Islas Canarias


La propuesta incluye la construcción de una central eléctrica de 200 MW (que representa alrededor del 36% de la demanda máxima de energía de Gran Canaria) con una acumulación de 3,2 GWh, una planta desaladora e instalaciones offshore asociadas, así como las instalaciones necesarias para conectarla a la distribución. red.

El Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Medio Ambiente y Cambio Climático, organismo competente que se ocupa de estos temas, informó positivamente sobre las acciones previstas, concluyendo que es poco probable que tengan un impacto significativo en los sitios incluidos en la Red Natural 2000. siempre que sea efectivo el cumplimiento de las medidas que haya tomado el promotor durante todo el proceso de evaluación ambiental.

Considerando la importancia del proyecto, se debe establecer una Comisión Técnica de Monitoreo, compuesta por todas las agencias participantes, para supervisar el desarrollo del proyecto y contribuir a la aplicación del Programa de Monitoreo Ambiental.

Esta declaración establece 12 condiciones para evitar o minimizar los posibles impactos negativos del proyecto en la medida de lo posible, asegurando su sostenibilidad desde el punto de vista ambiental. En primer lugar, aclararon que cualquier cambio en el proyecto evaluado o en las medidas identificadas debe enviarse a la Dirección General de Cambio Climático y Medio Ambiente para que estudie estos cambios y emita un nuevo informe sobre los mismos. ellos, y ese trabajo relacionado no puede comenzar hasta que se haya emitido un informe positivo sobre estos cambios.

Entre otras medidas, se ha establecido que el promotor debe presentar un estudio detallado de la presencia e inventario de las especies nativas e invasoras presentes en el cauce del Barranco de Arguineguin, incluyendo las especies y hábitats protegidos, antes de comenzar a trabajar. de interés público, desarrollar protocolos de actuación adecuados en relación con ellos. En este sentido, es necesario controlar y erradicar las especies exóticas invasoras presentes en el proyecto.

A su vez, el promotor deberá adecuar el horario de trabajo y tomar las medidas adicionales oportunas para reducir el ruido con el fin de evitar cualquier inconveniente a la población del entorno en el que se llevarán a cabo estas obras.

El Programa de Observación Ambiental (PVA) del proyecto proporcionará un seguimiento integral de las especies terrestres y aves que se puedan encontrar en las inmediaciones de las obras o en el enclave elegido para el proyecto. Cualquier resultado significativo deberá ser informado a la Dirección General de Biodiversidad y se deberán tomar las medidas adecuadas. Asimismo, se incluirán indicadores específicos para monitorear el estado de conservación de los hábitats de interés público.

El PVA analizará periódicamente los efectos indirectos, acumulativos y sinérgicos que tanto la operación como la descarga de salmueras puedan tener sobre el medio marino. Dependiendo de los resultados obtenidos, si es necesario, se puede ampliar la observación.



Deja un comentario