Último mensaje del infanticidio: «dejo en el hotel lo que gana»


Twitter de los Mossos d’Escuadra donde piden cooperación para detener a Martín Ezquiel Álvarez Giaccio. / Mossos d’esquadra twitter / Video: Atlas

Los Mossos d’Escuadra continúan la búsqueda del presunto asesino, que logró huir el martes del hotel de Barcelona donde mató a su hijo

Tras dos días de búsqueda por Cataluña, los Mossos d’Esquadra siguieron adelante este jueves sin encontrar el paradero de Martín Ezequiel Álvarez, el presunto parricidio que presuntamente mató a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona este martes.

Tiene 44 años, es de nacionalidad española y de ascendencia argentina. Se le acusa de asesinar a su hijo para vengarse de su madre, de la que se había divorciado recientemente. Esto es lo que se conoce como violencia vicaria, una forma de abuso sexista que consiste en herir o matar a sus hijos por venganza y herir al máximo a su pareja, en este caso al no aceptar una ruptura de la relación sentimental por unos días.

El último mensaje que el presunto asesino envió a su expareja antes de acabar con la vida de su hijo no deja lugar a dudas sobre sus monstruosas motivaciones. «En el hotel te dejo lo que te mereces», advirtió a su madre, según reveló «La Vanguardia». Previamente, la amenazó con otra advertencia que también irradiaba venganza: «Te arrepentirás».

El presunto asesino era buscado al cierre de esta edición por tierra, mar y aire, en aeropuertos, puertos, estaciones de autobuses y casas de familiares y amigos. Se remonta a los últimos matorrales de la montaña de Montjuïc, en la capital catalana, en un operativo iniciado el martes por la noche por la policía catalana, después de que la propia madre de la víctima diera el aviso, tras recibir las amenazas de su ex y temirse lo peor.

Advirtió que el presunto asesino había sacado a caminar a su hijo. Ya no vivían juntos. Tras el divorcio, se instaló en El Vendrell (Tarragona) y la víctima, en Barcelona, ​​con el chico. El agresor se alojó en el hotel Concordia, en el centro de la capital catalana y cerca de la casa de la mujer. Desde el hotel amenazó a su exnovia alrededor de las diez de la mañana.

Los agentes de policía encontraron el cuerpo sin vida del niño en una habitación del séptimo piso del establecimiento. El cuerpo estaba debajo de la cama y su rostro estaba magullado. Según las investigaciones iniciales, lo mató asfixiándolo con la almohada. La madre, en cuanto recibió los informes del partricidio, corrió al hotel y trató de ir a la habitación para ayudar a su hijo, pero el personal de recepción no se lo permitió. No tuvo acceso a la habitación hasta que llegó la Guardia Urbana.

Tras el infanticidio, el presunto asesino huyó del hotel y saltó una valla alrededor de la piscina. Las imágenes del asesino se publicaron unas horas después, lo que debería ayudar a localizarlo. Una de las imágenes lo muestra saliendo de la habitación del hotel, no sin antes comprobar si hay alguien en el pasillo. Otro lo muestra saltando por encima de la cerca de la piscina durante su vuelo.

Martín es economista y trabaja como gerente financiero en bancos. Con un gesto inusual, los Mossos difundieron la imagen e identidad del hombre a través de las redes sociales para acelerar su detención. Según datos de la delegación del gobierno contra la violencia de género, cinco menores han sido asesinadas por sus padres este año. Eso es 42 desde 2013.

.

Deja un comentario